Sexo en Japón: ¿qué les pasa a los japoneses?

704
figurita anime que representa el sexo en Japón

El sexo en Japón no es lo que parecía ser, o al menos eso deducimos del último estudio público realizado, que ha alarmado a las autoridades niponas.

Casi la mitad de los japoneses solteros son vírgenes

Esa es una de las conclusiones extraídas de una macroencuesta realizada para estudiar los hábitos de sexo en Japón.

¿Qué les pasa a los japoneses con el sexo?

La pregunta es difícil de responder. ¿Cómo es posible que una proporción tan amplia de población japonesa ‘pase’ literalmente de las relaciones personales y no se interese en absoluto en el sexo.

El estudio realizado es concluyente: los jóvenes de este país se toman tan en serio sus estudios y su carrera profesional que prefieren dar de lado a las relaciones.

En un país donde muchos ciudadanos trabajan 80 horas semanales, ahí es nada, y donde el coste de la vida es muy elevado, los jóvenes prefieren concentrarse en garantizar su futuro en vez de… ‘hipotecarlo’ con relaciones sentimentales.

grupo de chicas japonesas saltando, felices y sonrientes

Sexo en Japón: La mitad son vírgenes

Volvamos al estudio: el 42% de los jóvenes solteros (ente 18 y 34 años) que respondieron a la encuesta son vírgenes. Ese porcentaje aumenta dos puntos entre las mujeres.

Obviamente tienen un problema. Un problema que está provocando que Japón sea el país más envejecido del mundo, dado que la tasa de nacimientos no para de decrecer.

Estos hábitos de vida están provocando que muchos jóvenes manifiesten ‘miedo’ al sexo e inseguridad a la hora de relacionarse con el sexo opuesto.

Según leemos en algunos medios se extiende la costumbre de ‘alquilar’ a alguien del sexo contrario para charlar y pasear. Según parece eso mitiga la necesidad de relaciones personales sin ‘complicarse la vida’.

Otro dato extraído del estudio: la mitad de los encuestados (entre los que había más de 6.000 parejas casadas) no había tenido sexo en el último mes. Además muchos de ellos mostraban aversión al sexo por desgana, cansancio e insatisfacción.

Todo esto contrasta enormemente con la potente industria japonesa del sexo y con la idea que teníamos de los japoneses como ávidos consumidores de los productos de esa industria

La industria del sexo en Japón

Se dice que es una de las más potentes del mundo. Mueve billones de yenes anualmente y abarca un considerable número de actividades. Desde la prostitución, pura y dura, hasta el porno en dvd’s o revistas. Pasando, por supuesto, por los clubes, baños, sex-shops, love hotels o… los ‘salones rosas’. Estos últimos parecen haber popularizado las ‘bono-chupadas’ (llamémoslo así). Se trata de una nueva forma de sexo rápido y muy barato. Compras un bono de varios servicios por poco más de 40€ y puedes volver con él varias veces. El sexo oral es un servicio rápido y que no requiere demasiada implicación. Así que… ideal para algunos de estos clientes que sienten poco interés por relaciones intensas y ‘profundas’.

Y, como no, dentro de esta lucrativa industria del sexo algunos incluyen esos programas de televisión japoneses por lo que se pirran en el país del sol naciente.

Programas de televisión bizarros japoneses

Todo esto de que los japoneses sienten poca atracción por el sexo choca también bastante con esa imagen que teníamos de ellos. Y ¿de dónde nos llegaba esa (parece que falsa) imagen?. Pues, en parte, de esos ‘cachondillos’ ,‘calientes’ y/o picantes programas de televisión que todos conocemos y que ellos consumen masivamente.

Estos programas ‘extremos’ o bizarros japoneses continúan emitiéndose y tienen bastante éxito.

Youtube está plagado de videos de este tipo. Os dejamos aquí un par de ellos para que veáis que bien se lo pasan. Claro que luego, a la hora de la verdad, resulta que no son tan ardientes como parecía (los japoneses, no los programas) 😉

Dejar respuesta